LA FORMA CÓMO NOS HABLAMOS

Hace unos días me topé en Facebook con un video que me hizo pensar mucho en este tema.

El video que vi se trataba de un papá que ponía a su hija pequeña frente al espejo y practicaba con ella ciertas frases o mantras positivos para empezar el día. Iban como “soy hermosa, no soy mejor que nadie, tengo mis cualidades, etc”. Lo que me gustó de este video en sí es que el padre estaba ya instaurando un hábito importantísimo para la higiene mental de su hija: el self-talk positivo. 

Antes yo era súper incrédula con estos temas, solo me ponía a pensar en cómo rayos iba a afectar lo que pensaba en cómo me sentía y mucho menos en cómo me comportaba. Lo cierto es que el cerebro es demasiado sabio pero también nos tiende trampas, nos hace creer cosas no reales, y tener convicciones increíbles sobre cosas irracionales. Pasamos nuestra vida interiorizando las críticas de otros o nuestras propias críticas, pensando que realmente son características nuestras. Como cuando de pequeña nos dijeron que no éramos tan bonitas, que no hablamos nada, qué por qué hacemos tal o cual cosa. Todos esos “defectos” que nos señalan a la larga nos hacen mucho daño porque nos lo empezamos a creer. 

Estas conversaciones con nosotros mismos pueden ir en dos direcciones. Destructivo o Constructivo. Imagínate que estás en una fiesta, a punto de entrar, y estás decidido a conocer gente. Entras, y saludas, y ves cómo reaccionan las demás personas. Si tuvieras un self-talk destructivo dirías: por qué habrá puesto esa cara? ya la fregué, mejor me quedo callado. Pero si fuese una mente constructiva dirías: qué raro, a ver seguiré saludando a ver si obtengo las mismas reacciones o no. ¿Se dan cuenta? Un tipo de self-talk es únicamente lapidarnos y hacernos daño con nuestros propios pensamientos, pero el otro acepta las situaciones y aprende de ellas. 

La influencia de este self-talk es inmensamente grande, en la medida en que actuamos conforme a cómo nos percibimos y hablamos a nosotros mismos, especialmente al evaluarnos en situaciones diarias. De hecho las personas con depresión o ansiedad suelen tener un self-talk bastante destructivo, y termina por carcomerlos por completo.

Así que yo propongo que desde hoy empezemos a decirnos cosas bonitas. Por amor propio. Levantarnos como esa niñita y decir “Soy linda, soy buena persona, pero no soy mejor que nadie. Merezco respecto. Me Equivoco. Soy humana”. Qué mejor forma para crear confianza, seguridad y buena autoestima desde niños hasta adultos.

Les dejo el videito,

Besoo enorme!! Ani :*

Mis redes sociales:
Instagram: veggieanablog
Facebook: https://www.facebook.com/veggieana/
Snapchat: anapepepe

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s