Por qué querrás dejar de consumir azúcar YA!

Los postres, el café, las gaseosas, las galletas… Todas cosas muy ricas al paladar, pero ¿sabemos exactamente el efecto del azúcar en nuestro cuerpo y el poder que tiene sobre nuestro cerebro?

El azúcar rodea nuestras vidas desde que nacemos, nadie dice que nuestras mamás lo hagan intencionalmente, muchas veces es desde la ignorancia. El paladar de un bebé es “virgen”, todo sabor que pruebe de pequeño condicionará a su sentido del gusto y desarrollará preferencias por ciertos sabores; de por sí el niño nace con una ligera atracción hacia todo lo dulce. Imagínense que a muchos niños desde chiquitos se les da gaseosa y galletas, ambos productos con más del 80% de azúcar necesaria en el consumo diario de un niño. 

Desde hace poco se han realizado estudios comprobando la adicción en azúcar que se da desde temprana edad. En estudios científicos se ha llegado a la conclusión de que el azúcar actúa en la via dopaminérgica, aquella donde la cocaína actúa para que se de la adicción; es decir, literalmente funciona como una droga, que nos hace pedir más y más. 

“No es extraño entonces que si un animal de experimentación es colocado en períodos de acceso limitado al azúcar, se observen elementos conductuales y neuroquímicos suficientes para hablar de adicción al azúcar. Como vimos en los experimentos expuestos en esta revisión, el azúcar actúa de manera semejante a como lo hacen las droga de adicción, y pudieran explicar, al menos parcialmente, ciertas enfermedades de la conducta alimentaria (anorexia, bulimia y obesidad), las cuales se comportan como una alteración en los sistemas de reforzamiento similar al observado en la drogadicción.”

Rada, P., Avena, N. y Hoebel, B. (2005)

Ya… pero, ¿por qué esto constituye un problema? 

“Un creciente cuerpo de evidencia científica sugiere que el azúcar de mesa
y el jarabe de maíz de alta fructosa añadida a alimentos y bebidas en
cantidades lo suficientemente grandes pueden ser adictivos y pueden
desencadenar procesos que pueden conducir a la toxicidad del hígado ,
daño renal , deterioro de la función arterial , la hipertensión , la obesidad, prediabetes , diabetes, enfermedad renal y enfermedad cardiovascular.
Cuando la carne se consume con azúcares añadidos o de otros carbohidratos
como el arroz , se puede producir un aumento significativo del aumento
de la insulina . De hecho , la proteína de carne puede causar tanto la
liberación de insulina como el azúcar.”

Michael Greger M.D (2016)

Pero es fácil, dejamos el azúcar y nos concentramos en pedir edulcorantes en todos los restaurantes y de comprarnos splenda u otros… Espera un segundo.

Los estudios han demostrado que las personas que beben refrescos de cola endulzadas artificialmente pierden menos peso que los que beben la misma en versión azucarada, y las investigaciones más recientes en 2014 muestran que sólo 1 semana de usar edulcorante artificial puede inducir intolerancia a la glucosa. ¿Cómo es posible? Pues resulta que los edulcorantes artificiales cambia las bacterias intestinales, las mismas que componen del 70 al 80% del sistema inmune del cuerpo. 

Por esto es que insisto tanto en leer las etiquetas de los productos, es decir, la información nutricional. Es importantísimo, literalmente algunos productos que se llaman “saludables” tienen demasiada azúcar y todos los productos “zero calorías” como las gaseosas realmente son inflados con aún más azúcar; las empresas e industrias grandes SABEN la adicción que causa y es parte de su plan estratégico llevarnos a consumir más, todo es dinero. Así que porque una etiqueta rosadita con caramelitos de colores nos llame la atención, no debemos asumir que es bueno para nosotros. 

La pregunta es: ¿cómo me alejo del azúcar? ¿qué uso en su lugar?

En primer lugar, la idea no es dejar de consumir productos dulces (BUENOS) porque obviamente nuestro cerebro funciona en base a glucosa principalmente. Debemos chequear qué tipo de azúcar estamos condumiendo. La OMS recomienda mantener el azúcar en un 10% de nuestra ingesta diaria de calorías. Es decir, 25 gramos para el adulto promedio. Una lata de gaseosa tiene… 39 gramos, así es, con una sola lata ya superamos el límite recomendado. 

Lo que yo recomiendo es escoger productos sin azúcar siempre chequeando la info nutricional; preparar nuestros propios postres a base de sustitutos del azúcar morena o blanca, como: Azúcar de Coco, Stevia (sin calorías), y Panela. 

La verdad es que yo desde siempre he sido amante de los postres, y una vez que me enteré lo peligroso que era el consumo continuo de este veneno industrial, me alejé por completo. Voy a todos lados con mi pote de panela en caso en un restaurante no haya, porque siempre hay que prevenir y cuidarnos en todo lado! Hace dos años y medio no consumo azúcar y me siento mejor que nunca.

Su salud está en sus manos ahora. 

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:

Azvolinsky, A. (2014). Sugar Substitutes, Gut Bacteria, and Glucose Intolerance. Recuperado de: http://www.the-scientist.com/?articles.view/articleNo/41033/title/Sugar-Substitutes–Gut-Bacteria–and-Glucose-Intolerance/

Greger, M. (2016). Sugar. Recuperado de http://nutritionfacts.org/topics/sugar/

Rada, P., Avena, N. y Hoebel, B. (2005). Adicción al azúcar: ¿mito o realidad?. Rev. Venez. Endocrinol, 3 (2). Recuperado de http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1690-31102005000200002

Mis redes sociales:
Instagram: veggieanablog
Facebook: https://www.facebook.com/veggieana/
Snapchat: anapepepe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s