20 cosas que aprendí en mis 20 años

Dos décadas no parece nada de tiempo. Pero creo que las experiencias que he vivido me han dado aprendizajes que nunca olvidaré y que quiero compartirles.

Creo haber vivido algunas cosas, que me han hecho aprender demasiado de la vida, de cómo se dan las cosas y de cómo es bueno enfrentar algunas otras. Vi este formato hecho en video, y como a mi me va bien reflexionar por escrito, decidí hacer este post. Espero que a alguno le sirva estos “tips” o consejos que a mi me hubiera gustado escuchar mucho antes. Empecemos…

1. Siempre, pero SIEMPRE, vela por lo justo. Nunca te quedes callado/a cuando algo no te parece, no hay nada que sea más importante que poder expresarte con libertad (sin ofender) y poner en claro tu posición frente a algo. Lo que otros te puedan sugerir no siempre es lo mejor para ti. Si encuentras una causa por la cual luchar, LUCHA.

2. Presta atención a tus pensamientos. Muchas veces subestimamos lo que estamos pensando, mandando mensajes muchas veces erróneos a nuestra cabecita, que se cree todo lo que le decimos. Practica decirte cosas bonitas, por más cursi que llegue a ser. Es demasiado importante hablarse a uno mismo de buena manera. Además, atraes lo que piensas!

3. Entiende las diferencias. Existe gente tan bonita y a la vez tan diferente. No dejes que tu opinión, ideología, creencias, prejuicios, etc.. se entrometan en lo que podría ser una linda amistad. Abre tu mente, respeta lo que piensas, pero también lo que los demás defienden. Trata a todos amablemente sin importar sus características o rasgos.

4. Todos los sentimientos son válidos. Permítete sentir en cada fibra de tu cuerpo cada emoción o sentimiento que te sobrecoge. Déjalo entrar, no lo ahuyentes. Siente, siente, siente. Tómate el tiempo que TÚ necesitas para curar heridas. Nada debe apurarte. Eres tú en tu propio camino. 

5. Cada persona lidera una batalla propia. Cada vez que te acercas a alguien, recuerda que su percepción así como sus reacciones están sesgadas por sus experiencias, que muchas veces no son las mejores. Entiende lo que está pasando, empatiza y en vez de reaccionar de vuelta, responde de buena manera. No solo estás ayudando a alguien, si no a ti también al evitar un enojo o pelea.

6. Pasa tiempo con tu familia. Especialmente con los que tienes lejos… tus abuelos principalmente. Tienen tantas cosas por contarte, abre tu corazón y recibe toda esa sabiduría. Créeme, la vas a extrañar cuando ya no estén. (para ti mochita… <3) 

7. No te rodees de gente solo por el qué dirán. No te juntes con personas únicamente por el estatus que te dan o porque te dan más seguridad que estando solo. Rodéate de personas que te aporten, te hagan crecer y te den LIBERTAD de ser quien tú mismo eres. Serás miserable si te juntas con personas por un motivo distinto al de quererse o congeniar muy bien, sé lo que te digo. 

8. Cree en algo. Ten algo a lo que aferrarte, así sea una creencia, un objetivo o tú mismo (nunca alguien más). Lucha por lo que quieres, y ten eso siempre en cuenta porque le dará un sentido a tu vida, lo prometo.

9. Aprende a estar solo. No sabes lo lindo que es descubrirse a uno mismo. Hasta hace poco habían muchas cosas que no conocía de mi misma, y es hermoso unir todas las piezas e ir amándolas. Este ejercicio lo harás principalmente al estar solo, no significa sentirse solo, significa adorar esos momentos tomando un baño, leyendo y tomando té. Aprende a que te guste darte tiempo para ti mismo, porque siempre lo vas a necesitar.

10. Tus problemas no te definen. Así tengas depresión, ansiedad, u otro trastorno o problema, ellos NO son tú. Tú eres un cúmulo de características hermosas y una de ellas es eso, y es parte de ti, no la niegues, aprende a vivir con ella y si necesitas ayuda, PÍDELA. Nunca es tarde para pedir ayuda, por favor hazlo si lo necesitas. Pero recuerda que tú no eres el diagnóstico.

11. Nadie entiende nada. Nadie en la vida sabe todo, no pienses que alguien por un título ya sabe todo de todo. Siempre cuestiona. No creas que la adultez mágicamente te da saber de todo. Siempre hay algo por aprender, nunca te limites e investiga cada vez más. Se curioso. 

12. Escribe. No puedo dejar de decir lo asombrosamente terapéutico que es escribir. Escribe cómo te sientes algún día que eres un cúmulo de emociones, escribe frases que ames, personas que ames. Todo eso lo llevarás siempre contigo y algún día podrás leerlo de vuelta, inspirarte y entender el progreso por el que has pasado.

13. Sé vulnerable. Muéstrate tal cual eres en todas tus relaciones. No tengas miedo de mostrarte así. Porque así eres y aunque tienes cosas por mejorar, es bueno que consigas gente que aprecie quien realmente eres en lugar de una máscara. Se increíblemente tú. Nada más. No hay nadie como tú!! Aprovéchalo al máximo.

14. No te juzgues y así no juzgarás a los demás. Intenta no etiquetar las cosas como “malas” o “buenas”. Simplemente entiéndelas como parte de tu experiencia. Si algo de alguien no te gusta, dícelo. No lo hables detrás de la persona porque es un hábito muy tóxico, cada uno tiene sus cosas y es bueno ser sinceros si es que algo no nos gusta, no lo dejes pasar porque tú puedes ser quien se lo diga amablemente. 

15. La vida es un ying yang. No esperes que todo salga perfecto, entiende que la vida es un continuo y que no todo es blanco o negro. Hay cosas que no saldrán bien, y eso también está bien. Si algo no sale como esperas, respira, entiende y continúa. No te estanques en la frustración. Para esto te puede ayudar la meditación.

16. Vive tranquilamente. Disfruta al levantarte, respira conscientemente, desayuna y saborea cada pedazo de tu comida. No te apures. No corras ni te aceleres para hacer cada cosa. Tómate tiempo para lo que amas. Y no gastes tiempo en cosas que no importan. Vive el presente, el aquí y el ahora. Poco a poco. Implementa el yoga que te ayudará en esto.

17. Cada uno va a su tiempo. No hagas algo por presión de otros o porque “ya es tarde” para eso o “ya es la edad”. Hazlo cuando te venga en gana. Así tengas 40 y quieras estudiar, así tengas 10 y quieras aprender a maquillar o algo más. HAZLO. Si te equivocas, cambias. El mundo de hoy nos permite ser versátiles,equivocarnos e ir por lo que amamos. No gastes energía en complacer a otros. Encuentra lo que amas, y no lo dejes ir. 

18.  Deja de quejarte. Si algo no te convence en tu vida, si algo te molesta. Haz algo. Quejarte no arregla absolutamente nada. Esto trato yo de cambiar también. Sentarse y quejarse no hace nada. Haz algo, actúa. 

19. Lee mucho. A veces el día a día no nos deja tiempo de leer. Pero POR FAVOR, lee. Lee toooodo lo que quieras. De lo que más te guste. Lee libros intrigantes, que te cuestionen. Lee todo todo todo. Infórmate. Lee por gusto, por diversión, por desarrollo personal. TODO. No hay mejor capacidad que tengamos los humanos, creo yo, que poder leer algo.

20. Cuídate. No tiene nada de malo ponerte a ti primero que todos. Trabaja en el amor propio. Cuídate físicamente, con comidas que te nutran. Cuídate mentalmente, medita, observa tus pensamientos, y trátate con amor. En serio nunca subestimes la importancia de estar saludable, no te das cuenta hasta que te enfermas. Estas dos cosas te darán calma, paz… y desarrolla la parte espiritual si deseas. Así creas en Dios, el Universo u otra cosa que te hagan entender el mundo, cree con todas tus fuerzas en ello y sé feliz. Por sobre todas las cosas, TÚ SE FELIZ. 

dsc_0129

Mis redes sociales:
Instagram: veggieanablog
Facebook: https://www.facebook.com/veggieana/
Snapchat: anapepepe

Anuncios

Un comentario sobre “20 cosas que aprendí en mis 20 años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s